Sulfato: explicación, tipos, ejemplos, variedades, esquemas…

El sulfato proviene del latín sulphur, lo cual en español se traduciría como azufre. Esta elemento es la sal, bien sea orgánica o mineral que yace en el ácido sulfúrico, conocido también como o H2SO4.

Entonces, las sales que complementan el ácido sulfúrico se les denomina sulfatos. Estas sales se estructuran en cuatro átomos de oxígeno, los cuales rodean un átomo de azufre.

Este componente químico se encuentra en casi todas las aguas naturales. Como resultado, cuando existe en el agua altas cantidades de sulfato, es probable que su consumo produzca un aumento en la frecuencia de ir al aseo dado que tiene características laxantes.

La Unión Europea estableció que la cantidad máxima de sulfato en el agua para consumo humano es de 250mg/lt. Al exceder tal cantidad, no solo se perjudica la salud de las personas sino que además, el agua adquiere un sabor muy amargo.

Sulfatos orgánicos e inorgánicos

Sulfato

Los sulfatos se dividen en dos tipos: inorgánicos y orgánicos. Los primeros son una composición de sales del ácido sulfúrico. Suelen encontrarse fácilmente en la naturaleza en el yeso o aljez (sulfato de calcio), baritina (sulfato de bario) o sulfato de sodio.

Casi todos estos sulfatos surgen de la mezcla de una base con ácido sulfúrico o como resultado de una reacción del metal con el ácido sulfúrico, ocasionando cambios en el átomo de oxígeno.

Los sulfatos orgánicos se forman a partir de la derivación del ácido sulfúrico con la fórmula genérica R-O-SO2-O-R’. Estos pueden crearse de forma directa usando el alcohol correspondiente y el ácido sulfúrico o del trióxido de azufre. También puede crearse usando alcohol y cloruro de sulfurilo, teniendo ya una base.

Estas son sustancias con alta probabilidad de cáncer.

Entre los sulfatos orgánicos más conocidos está el sulfato de dimetilo(CH3)2SO4, usado con frecuencia en reacciones de metilación.

Por otra parte, es posible encontrar sulfatos naturales en distintos minerales como la epsomita, barita, tiza y otros más. Gracias a ello, sumado a su alta solubilidad, suelen ser fáciles de encontrar en aguas naturales. Los sulfatos suelen originarse a los diferentes procesos de disolución de las tizas que existan en una tierra o en el agua subterránea.

Junto con los nitratos de metales, estas sales suelen tener diversas aplicaciones. Dentro de la industria suele usarse por los siguientes motivos:

  1. Casi todos son solubles en agua. Esto los convierte en fuentes de cationes metálicos, a excepción del sulfato de bario y plomo.
  2. El ion sulfato no tiene propiedades oxidantes ni reductoras. Como resultado, no dará lugar a reacciones redox pues es un compuesto químico muy estable.
  3. De igual manera, su estabilidad también es térmica. Su descomposición ocurre a temperaturas muy altas, por lo que casi siempre es posible trabajar con ellos sin importar las temperaturas.

Dentro de la industria química se usan como pesticidas, fertilizantes, jabón, colorantes, vidrio, fármacos, papel y otros. También se usan como agentes de sedimentación o para control de algas en las redes de agua. Finalmente, son usadas como aditivos en los alimentos.

Ion sulfato

El ion sulfato son todos aquellos sulfatos sin propiedades oxidantes o reductoras, lo cual le impide llevar a cabo reacciones redox, debido a ello, suelen compuestos muy estables.

Sulfato de magnesio

Se le conoce como sulfato de magnesio al compuesto químico que sustituye al magnesio en nuestro organismo. Son muchos sus usos, pero en especial, suele aplicarse par tratar la eclampsia, como también la preeclampisa grave.

Además, el sulfato de magnesio suele ser prescrito para depurar el hígado, la sangre y para combatir los problemas del organismo causados por la deficiencia de este mineral.

Usos del sulfato de magnesio

La deficiencia del sulfato de magnesio en el organismo produce diferentes patologías, lo cual hace necesario su consumo para equilibrar los valores. Generalmente suele usarse para tratar dos condiciones del embarazo de alto riesgo: eclampsia y preeclampsia grave. También suele usarse el sulfato de magnesio como anticonvulsionante en los casos ya mencionados. Sin embargo, no es conveniente usarlo en otro escenario de convulsión.

El sulfato de magnesio produce un funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo, en especial para dar equilibrio al sistema nervioso central. De igual manera, tiene una labor importante dentro del sistema cardíaco y trabaja como un antiespasmódico. Entre otros usos, el sulfato de magnesio también trabaja como antitetánico y calmante.

Sumado a ello, el sulfato de magnesio tiene alta efectividad en la disminución de dolores musculares, combatir la fatiga, tonificar la piel, optimizar las habilidades cognitivas y lógicas, desarrollo de los huesos y más.

Efectos secundarios del sulfato de magnesio

Consumir sulfato de magnesio con fines médicos puede provocar efectos secundarios en el organismo. Debido a ello, es importante consultar a un médico antes de ingerirlo. Las consecuencias derivadas del consumo de sulfato de magnesio suelen ser: pérdida de reflejos, hipotermia, enrojecimiento, depresión respiratoria, pérdida de control muscular, sudoración excesiva, falta de energía, debilidad, desmayos, entre otros.

La ingesta de sulfato de magnesio debe realizarse siempre bajo una estricta supervisión médica. Esto se debe a que es un componente contraindicado cuando se tienen antecedentes de patologías como: taquicardias, infartos, insuficiencia cardíaca, hipersensibilidad, entre otros. Su consumo durante el embarazo puede provocar daños a la gestación del bebé. Por ello siempre es importante consultar al médico y evitar automedicarse.

Sulfato ferroso

sulfato ferroso

El sulfato ferroso juega un papel importante para transportar el oxígeno en el organismo, como también llevar a cabo la transferencia de energía.

De igual manera, ayuda en la prevención y tratamiento de las anemias ferropénicas y cuando hay carencias de hierro en el cuerpo. Suele ser común en niños y adultos con peso mínimo.

Efectos secundarios del sulfato ferroso

El consumir sulfato ferroso puede provocar: sobrecarga de hierro, hipersensibilidad, terapia parenteral concomitante con hierro, transfusiones sanguíneas repetidas, anemias no relacionadas con la insuficiencia ferrosa como anemia aplásica, hemolítica y sideroblástica; cirrosis hepáticas y pancreatitis.

Sulfato de cobre

sulfato de cobre

Como su nombre lo indica, este sulfato deriva del cobre. En ocasiones se le menciona como sulfato cúprico. La fórmula química del sulfato de cobre es CuSO4. Su uso más común es el de fungicida, sin embargo, también posee otros beneficios.

Usos del sulfato de cobre

Dependiendo del estado de oxidación en que se encuentre el átomo de cobre, este puede presentarse de dos maneras: sulfato de cobre (I) y sulfato de cobre (II). Este último es el más popular y con mayor uso en la actualidad.

A nivel industrial, el sulfato de cobre tiene muchas aplicaciones, dado que no solo se usa como fungicida, sino también como limpiador y fertilizante.

Sin embargo, el sulfato de cobre también es de uso medicinal. Su uso suele requerirse para prevenir y tratar ciertas enfermedades como el pie de atleta o la malaria. Para ello suele combinarse el sulfato de cobre con otros químicos.

Efectos secundarios del sulfato de cobre

El sulfato de cobre es un compuesto químico con alta toxicidad. Además, es corrosivo e irritante, por lo que debido a ello su uso puede traer varias consecuencias a quien lo utilice.

Por ejemplo, el uso exagerado de sulfato de cobre en la agricultura puede provocar daños irreversibles a las plantas y las raíces, llegando a marchitarlas.

Ahora, su uso en personas, al darse un contacto con los ojos provoca conjuntivitis, ulceración y daños en la córnea. Así también, cuando el sulfato de cobre se expone sobre la piel, se produce picazón e irritación.

En estos casos, es importante acudir a un médico especialista para así impedir la aparición de ciertas complicaciones.

Sulfato de sodio

sulfato de sodio

Conocido también como sulfato sódico Na2SO4, el sulfato de sodio es un componente químico incoloro y cristalino. Tiene alta solubilidad en el agua, pero mala solubilidad en casi todos los disolventes orgánicos, exceptuando a la glicerina.

Usos del sulfato de sodio

El sulfato de sodio tiene diversidad de aplicaciones, entre ellas se pueden mencionar:

  • Detergentes en polvo, siendo uno de los principales componentes en su fabricación.
  • Regeneración de desulfurización de fluidos de gas.
  • Papel y pulpa
  • Vidrio: en menor proporción que en los detergentes.
  • Plantas de polvo de carbón quemado.
  • Teñido: es muy usado al momento de diluir tinturas.
  • Manufactura de químicos: el sulfato de sodio se usa mucho en la elaboración de ciertos químicos, como el sulfato de potasio, el silicato de sodio, el sulfato de aluminio sodio y el hiposulfito de sodio. También es utilizado para producir carbonato de sodio.
  • Celdas solares

Otros usos del sulfato de sodio

  • Tratamientos de agua
  • Tintas de impresión
  • Manufactura de esponjas viscosas
  • Industria fotográfica
  • Medicinas veterinarias
  • Suplementos en alimentación
  • Aceites sulfonados
  • Industria de la cerámica

Efectos secundarios del sulfato de sodio

El uso o consumo del sulfato de sodio puede ocasionar efectos secundarios. Debes consultar al médico en caso de:

  • Distensión abdominal
  • Dolor de estómago o calambres
  • Cefaléa
  • Nauseas
  • Desmayos
  • Convulsiones
  • Micción infrecuente
  • Mareos
  • Vómitos, en especial cuando no hay retención de los fluidos
  • Dolor en las articulaciones
  • Arritmia cardíaca

Ante la aparición de estos efectos secundarios ocasionados por el sulfato de sodio es indispensable consultar a un médico.

Sulfato de amonio

Al unir el Amoníaco con Ácido Sulfúrico se da como reacción el Sulfato de Amonio. Es un producto con alta demanda hoy en día, la cual es cubierta gracias a diversas industrias que lo generan como un subproducto.

Suelen fabricarse como un cristal o gránulos de color beige o blanco y su densidad suele variar entre 0.8 y 1.1. Tiene una solubilidad nula en alcohol, pero muy alta en agua y su temperatura de fusión se encuentra en los 235ºC. Si el sulfato de amonio entra en contacto con álcalis, desprende Amoníaco.

Su alta demanda se debe a que es muy usado como fertilizante. Entre su composición hay un 21% de Nitrógeno y 24% de Azufre.

El sulfato de amonio es muy usado como:

  • Componente para polvo en extintores de incendio
  • Ser aplicado en productos químicos, farmacéuticos, textiles e incluso, en la pulpa de madera
  • Elemento para la creación de cosméticos y elaboración de pinturas.

Toxicidad del amonio

El amonio puede resultar tóxico a las plantas. Esta toxicidad puede detectarse a través de diversos síntomas como es una coloración verde-amarillo en las hojas y suele darse entre las hojas más nuevas. Este síntoma se le conoce como clorosis. Luego de un tiempo aparecen manchas necróticas en las hojas, extendiendo los síntomas hacia el centro de la planta, llegando a ralentizar el crecimiento de las raíces y matando sus puntas.

Sulfato de aluminio

sulfato de aluminio mineral

La sal de aluminio, mejor conocida como sulfato de aluminio es un elemento granular blanco o marrón, según la cantidad de hierro contenido en éste. La densidad de este sulfato es de 2,672g/cm3 y una masa molar de 342,150g/mol.

Alguno de los usos más comunes del sulfato de aluminio son:

  • Limpia las impurezas del agua, siendo muy eficiente su uso en piscinas
  • Al mismo tiempo, sirve para potabilizar el agua, haciéndola apta para su consumo
  • Intensifica el color azulado en las hortensias

Dentro de los compuestos obtenidos del aluminio, este es el segundo más usado a nivel industrial. Su uso es muy frecuente para tratar las aguas residuales y purificar aguas.

Al mismo tiempo, el sulfato de aluminio suele estar presente en la fabricación de papel y en la serigrafía.

Complicaciones del sulfato de aluminio

Si se llega a entrar en contacto con el sulfato de aluminio, las principales señales de reacción son:

  • Irritación cutánea y ocular, provocando erupciones y ardor en el área afectada
  • Corrosión de los ojos si el sulfato es parte de una solución acuosa
  • Irritación de las vías respiratorias en caso de inhalar el sulfato de aluminio. Esto a su vez ocasiona tos y falta de aire.
  • Si se mezcla con agua, puede originarse ácido sulfúrico, elemento con alta corrosividad.

Sulfato de potasio

sulfato-de-potasio

Al procesar el ácido sulfúrico se obtiene el sulfato de potasio, cuya fórmula mineral es la arcanita. Tiene un uso muy común como fertilizante inorgánico de origen mineral.

Usos del sulfato de potasio

Como abono de la tierra, el sulfato de potasio posee ciertas características, por lo cual resulta muy útil si se desea realizar un plan de abonado y una fertilización potásica.

Casi siempre el sulfato de potasio ofrece un 50% de riqueza, según las unidades fertilizantes.

Incompatibilidades del sulfato de potasio

Sin embargo, el sulfato de potasio tiene ciertas incompatibilidades. Es un elemento que no puede mezclarse con cualquier cosa que tengas a mano. El sulfato de potasio es incompatible con el nitrato de calcio, sin embargo, tiene alta compatibilidad con el nitrato amónico, nitrato potásico, fosfato monoamónico, fosfato monopotásico, sulfato de magnesio y nitrato de magnesio.

Sulfato de calcio

Uno de los químicos más comunes en la industria y los laboratorios es el sulfato de calcio. Según su forma puede utilizarse como desecador o coagulante. Suele encontrarse como una roca blanca cristalina translúcida.

Usos del sulfato de calcio

A lo largo de la historia ha sido muy usada en el área clínica y hoy en día es altamente reconocido como un material de alta tolerancia para el organismo y con capacidades de regeneración ósea.

Es muy fácil encontrar el sulfato de calcio dada su abundancia y bajo costo. Además, es un elemento que fácilmente se combina con otros materiales como fosfato de calcio. Es uno de los elementos químicos con mayor capacidad de regeneración.

Sulfato de zinc

sulfato de zinc mineral

El sulfato de zinc es un elemento químico que se obtiene en del zinc. Su composición es cristalina y tiene alta solubilidad en agua. Cuando se presenta como un sólido deshidratado se le conoce como sulfato de zinc anhídrido. Este compuesto se encuentra en alimentos como mariscos, nueces, alubias, productos lácteos y cereales.

Sulfato de bario

sulfato de bario mineral

El sulfato de bario es un compuesto inorgánico obtenido del bario, de forma cristalina y blanca. No tiene solubilidad en agua y no posee olor alguno. Se le conoce como mineral barita, ya que es la fuente principal de comercio de bario y de los compuestos derivados de este.

Usos del sulfato de bario

El sulfato de bario es muy usado dentro del mundo de la salud. Su principal función es dar una mejor visualización del esófago, estómagos e intestinos al momento de realizar una tomografía computarizada. Al usar sulfato de bario para resaltar estos órganos, los doctores pueden tener una mejor apreciación de estos y así dar un diagnóstico más acertado.

Por ello, el sulfato de bario se encuentra dentro de los medicamentos conocidos como medios de contraste radiopaco. Esto lo logra cubriendo al esófago, estómago o intestinos con un material que el cuerpo no puede absorber. Así, al momento de realizar la tomografía, dar mayor visibilidad a estas áreas del cuerpo que pudiesen estar afectadas.

Lauril sulfato de sodio

Lauril sulfato de sodio1

El lauril sulfato de sodio es un es elemento químico muy conocido ya que tiene propiedades detergentes y surfactantes. Esto hace que sea muy común en productos de higiene personal como pasta de dientes, champú o jabón.

Su popularidad se debe al bajo costo de su elaboración y a la alta producción de espuma, además de que tiene propiedades humectantes y alta compatibilidad con la piel humana. Así también cuenta con poco olor por lo que es fácil perfumarlo.

Sulfato cúprico

sulfato cúprico

Al sulfato cúprico se le conoce también como sulfato de cobre (II) es un compuesto orgánico que procede del cobre, específicamente de la fórmula CuSO4(H2O)x. Se caracteriza por su color azul rey.

Usos del sulfato cúprico

Suele tener una alta demanda para el mantenimiento y tratamiento de aguas pues es un efectivo alguicida. También es útil para elaborar concentrados alimenticios para animales. Y suele encontrarse además en abono, pesticidas, dentro de la industria del cuero, baterías eléctricas, medicina, litografía, industria petrolera y del acero, entre otros.

Peligros del sulfato cúprico

Si se tienen contacto prolongado con la piel, el sulfato cúprico puede ser irritante, por lo que se recomienda lavar la zona afectada. En caso de ingerir, es necesario inducir al vómito. Si cae sobre los ojos, lavarlos durante un mínimo de 15 minutos. Pero si se inhala, se debe ir a un espacio abierto donde poder respirar aire puro.

Sulfato de cobre pentahidratado

Sulfato de Cobre Pentahidratado

El sulfato de cobre (II) pentahidratado es similar al sulfato cúprico, con la diferencia de que el primero se obtiene al reaccionar el sulfato de cobre (II) anhidro con agua. Se caracteriza por tener cambios de temperatura bruscos al agregar agua y por su llamativo color azul.

Sulfato de plata

Mejor conocido como sulfadiazina de plata, el sulfato de plata es un elemento químico comúnmente utilizado dentro del mundo de la salud.

Usos del sulfato de plata

Tiene una alta efectividad como fármaco anti-infeccioso tópico para evitar posibles infecciones en heridas o quemaduras de tercer grado.

Así también es eficaz para combatir la aparición de bacterias y hongos. En comparación con las sulfamidas, el sulfato de plata no inhibe la anhidrasa carbónica y tampoco mancha los tejidos como lo hace el nitrato de plata.

Sulfato de sodio anhidro

Sulfato de Sodio Anhidro

Gracias a sus propiedades higroscópicas, el sulfato de sodio anhidro suele ser muy común dentro de la industria química por su capacidad desecante.

Usos del sulfato de sodio anhidro

Su uso se orienta a la fabricación de celulosa y trabaja como aditivo en la elaboración de plástico y vidrio.

De igual manera suele encontrarse dentro de los detergentes en polvo como para potenciar el funcionamiento de estos, sin embargo, representa una parte importante del peso total. También suele aplicarse como desinfectante, aunque si se usa por largos períodos de tiempo llega a producir irritación.

Dentro del campo de la toxicología, el sulfato de sodio anhidro se emplea como acelerador del tránsito intestinal. Este trabaja en conjunto con el carbón activado, quienes minimizan la absorción intestinal de las sustancias tóxicas consumidas.

Sulfato de atropina

La atropina es un alcaloide tropano que se obtiene de la familia de plantas Solanaceae, siendo la más frecuente la belladona. Al ser un derivado del metabolismo secundario de las Solanaceae, brinda ciertas propiedades que le permiten ser, entre otras cosas, el fármaco antagonista muscarínico.

Usos del sulfato de atropina

El sulfato de atropina suele emplearse como un medicamento bloqueador de los estímulos nerviosos entre las glándulas y los nervios con la intención de relajar los músculos lisos. También suele aplicarse para minimizar las secreciones, incrementar la frecuencia cardíaca y ser un antídoto frente a una serie de venenos.

Efectos secundarios del sulfato de atropina

El consumo de sulfato de atropina puede dar como efectos secundarios: piel caliente y rubefacción, sequedad de piel y mucosas, disfagia, sed, taquicardia, inquietud, palpitaciones, cefalea, nauseas, vómitos y confusión mental o excitación, entre otros.

Condroitin sulfato

El condroitin sulfato es un compuesto de polidisacaridos naturales pertenecientes a una molécula de glicosaminoglicanos. Esta molécula puede encontrarse en el cartílago articular y en el tejido conectivo del cuerpo humano.

Los estudios sobre esta molécula han demostrado que ejerce una acción efectiva sobre el metabolismo de diferentes lineas celulares que forman parte de la osteoartritis. Así también influye en el aumento de la síntesis del colágeno y proteoglicanos de tipo II en los condrocitos articulares. De igual manera, minimiza la producción de algunos elementos influyentes en la inflamación de los músculos y proteasas. Su acción disminuye la muerte celular y produce crea en la matriz extracelular del cartílago una estabilidad anabólico / catabólico.

Usos del condroitin sulfato

El condroitin suele emplearse casi siempre por vía oral y su función es minimizar el dolor producido por la osteoartritis en los pacientes y mejorar su movilidad. Al prescribirse la ingesta de condroitina, casi siempre suele medicarse también la glucosamina. El sulfato de condroitin comercial suele ser de origen bovino, sin embargo, puede también obtenerse de otras fuentes.

Riesgos del condroitin sulfato

Cuando el condroitin sulfato se toma sin otro medicamento, difícilmente puede presentar riesgo alguno. Sin embargo,entre los efectos secundarios de este medicamento solo se han observado problemas de índole gastrointestinal, entre ellos: epigastralgia, náuseas, estreñimiento, diarrea, edema de miembros inferiores, edema palpebral, alopecia y extrasístoles. También existe el riesgo de un aumento en el tiempo de coagulación de la sangre asociado al consumo de sulfato de condroitin.

Sulfato de glucosamina

El sulfato de glucosamina es un amino-azúcar cuya función es la glicosilación de las proteínas y los lípidos. Se encuentra en el cuerpo humano, pero también está en hongos y artrópodos, por lo que es uno de los monosacáridos más abundantes. Por ejemplo, la glucosamina que se emplea en los suplementos para dietas proviene de las conchas de los mariscos. En el cuerpo humano, se encuentra en el líquido que rodea las articulaciones.

Usos del sulfato de glucosamina

Casi todos los estudios sobre el sulfato de glucosamina han demostrado que su ingesta produce cierto alivio en los pacientes con artrosis, sobretodo la artrosis focalizada en la rodilla.

En algunos pacientes, el sulfato de glucosamina puede tener el mismo efecto que otros analgésicos de venta libre como el ibuprofeno o el acetaminofen. No obstante, los analgésicos suelen tener un efecto mucho más rápido, ya que el sulfato de glucosamina puede tardar entre 4 y 8 semanas para hacer un efecto notable. Por lo general, los pacientes que consumen glucosamina tienden a acompañarlo con otro analgésico para frenar los dolores repentinos.

Pero el sulfato de glucosamina no solo disminuye el dolor, también alivia el desgarro de las articulaciones y al mismo tiempo previene el empeoramiento de la condición si se tiene una ingesta de varias semanas. Hay estudios que han demostrado como personas que ingieren sulfato de glucosamina han disminuido la probabilidad de ser sometidos a una cirugía de reemplazo de rodilla.

Sulfato de niquel

El sulfato de niquel es compuesto químico inorgánico con una tonalidad azul. También es una sal con alta solubilidad gracias a la disolución entre anión sulfato y catión niquel.

Sulfato de manganeso

sulfato de manganeso

El sulfato de manganeso es un compuesto inorgánico sólido de color rosa pálido. Hoy en día tiene un alto uso comercial debido a sus diferentes propiedades y beneficios. Suele encontrarse en alimentos como las nueces, el chocolate, moluscos, los crustáceos, en el café y algunos tés. La mayoría de las veces, el sulfato de manganeso se agrega a los complementos alimenticios en forma de manganeso.

Usos del sulfato de manganeso

Como complemento nutricional, el sulfato de manganeso fortalece el cuerpo humano, como el de algunos animales. Debido a ellos, suele tener mucha importancia dentro de la nutrición, sin embargo, se administra en trazas, siendo su consumo muy bajo. Un alto consumo de manganeso puede ser contraproducente para la salud.

En el campo de la medicina veterinaria, el sulfato de manganeso suele ser administrado a aves de corral para evitar la deficiencia de este compuesto inorgánico en el organismo. Al manifestarse una baja de manganeso en estos animales, suele aparecer una enfermedad llamada perosis, que afecta a las aves jóvenes, deformando totalmente los huesos de sus patas.