Sulfato de amonio

El sulfato de amonio es un compuesto químico cuya fórmula científica es (NH4)2SO4 que se usa principalmente como un fertilizante, pero también es normal como emplearlo en otras industrias. Si bien no se considera altamente peligroso para los humanos y su cuerpo en general, hay algunas precauciones importantes que se deben seguir si lo estás usando.

Se considera una sal inorgánica con múltiples usos comerciales, entre los que se encuentra el ya mencionado fertilizante de suelo. Este contiene 21% de nitrógeno y 24% de azufre en su composición. Fue uno de los primeros y más utilizados fertilizantes de nitrógeno en la producción y tratamientos de cultivos.

Sin embargo, con el pasar del tiempo se hizo menos común, pero especialmente valioso donde se requiere emplear nitrógeno y azufre. Su alta solubilidad proporciona una versatilidad increíble en una serie de aplicaciones en la industria agrícola.

A continuación, desglosaremos en detalle cada una de las características tanto científicas como agrícolas de este interesante compuesto que, junto a otros sulfatos, como el sulfato de magnesio, sulfato de aluminio y sulfato de potasio, son indispensable en cualquier campo de la industria. Esto gracias a sus excelentes beneficios. Si quieres saber todo, ¡quédate con nosotros hasta el final!

sulfato de amonio

¿Qué es un sulfato de amonio?

El sulfato de amonio es un compuesto de sal que se disuelve fácilmente en el agua y se junta con las proteínas que esta posee. Lo que provoca que este compuesto sea más fácil de eliminar en el agua, debido al proceso anteriormente descrito. Cuando se usa en forma de lauril sulfato de amonio, la tensión superficial del agua disminuye, provocando que el agua se propague a un ritmo mucho más fácil, también facilitando la separación de los contaminantes que se encuentran en el agua y dificultándolo.

Las aplicaciones y usos del sulfato de amonio se encuentran reforzadas por el bajo costo de este en el mercado. Teniendo en cuenta también la facilidad con la que se emplea el uso como ingrediente, llegando a encontrarse en una amplia variedad de productos. Algunos de los productos que incluyen sulfato de amonio son:

  • Fertilizantes con productos de sulfato que contienen específicamente amonio para usarlos en cultivos y céspedes.
  • Aditivos que se usan tanto, en las aplicaciones biotécnicas, como en la industria farmacéutica para la elaboración de los productos.
  • También aquellos que usan como tratamiento de agua o un aditivo de limpieza.

En general, si su negocio se encuentra asociado con la agricultura, seguramente conoce al sulfato de amonio, ya que está inmiscuido en los fertilizantes, provocando que el suelo alcalino se convierta en un suelo más acido. Trayendo como resultado que se aumente el rendimiento general de los cultivos.

Propiedades químicas del sulfato de amonio

El sulfato de amonio, o sulfato de diamonio, como también se le conoce, es un sólido cristalino blanco que no tiene olor. Su sabor se describe como saldo. Es un compuesto que se disuelve fácilmente en agua pero no en alcohol o acetona. Absorbe el agua, por lo que si se expone al aire húmedo, se formará una costra en las superficies húmedas. Cuando el sulfato de amonio reacciona a sustancias alcalines, este emite un gas denominado amoniaco. Al finalizar, el sulfato de amonio pasa por un proceso riguroso para luego ser empleado como fertilizante e incluso como explosivos caseros.

Propiedades del sulfato de amonio

El sulfato de amonio suele convertirse en un ferro eléctrico cuando se expone a temperaturas que rondan los -49.5°C, lo que se considera ambiente. Este se cristaliza en el sistema ortorrómbico, con tamaños de celda de a=7.729 A, b= 10.560 A y c= 5.9521 A. Cuando se enfría en el estado ferro eléctrico, la simetría del cristal cambia al grupo espacial Pna2.

Reacciones del sulfato de amonio

Este compuesto suele descomponerse cuando se calienta por encima de las temperaturas de 250°C, formando primero un bisulfato de amonio. El calentamiento a temperaturas más alta produce la descomposición en amoníaco, nitrógeno, dióxido de azufre y agua. Las sales dobles, también se forman en el sulfato de amonio. Esto cuando se mezcla con soluciones equimolares de sulfatos metálicos y la solución se evapora lentamente. Con iones trivalentes, se forman alumbre como sucede con el sulfato ferroso.

sulfato de amonio usos

Producción

El sulfato de amonio se ha producido por más de 150 años en la historia humana. Inicialmente, se encontraba hecho de amoníaco liberado durante la fabricación de gases de carbón, que generalmente estaba destinado a iluminar las ciudades. O también en la fabricación de coque de carbón en la producción de hacer. En la actualidad, los fabricantes lo hacen al reaccionar el ácido sulfúrico como amoníaco calentado.

Para obtener el tamaño de cristal más adecuado en la aplicación, estos tienen que controlar las condiciones de reacción seleccionando y secando las partículas hasta conseguir el tamaño deseado. Algunos de estos materiales se encuentran recubiertos de un acondicionador destinado a reducir el polvo y el apelmazamiento.

Usos del sulfato de amonio

El sulfato de amonio tiene múltiples usos que vale la pena señalar, a continuación se destacan los siguientes:

Agrícola

Los productores aplican sulfato de amonio principalmente donde se necesita el nitrógeno y el azufre como suplementarios en vista de cumplir con los requerimientos nutricionales de las plantas que se encuentran en pleno crecimiento. Dado que el sulfato de amonio contiene solo un porcentaje de 21% de nitrógeno, otras fuentes de fertilizantes más concentradas y económicas para manejar son una mejor opción en los campos que se encuentran con deficiencia de nitrógeno. Sin embargo, proporciona una excelente fuente de azufre, lo que significa que soporta, e incluso impulsa, numerosas funciones esenciales de la planta, incluyendo la síntesis de proteína.

Este compuesto se usa como fertilizante artificial en los suelos alcalinos. Una vez que se introduce en el suelo húmedo, se libera un ion amonio. Este crea una pequeña cantidad de ácido, lo que reduce el equilibrio de pH en el suelo. También aporta nitrógeno, que ayuda al crecimiento de las plantas. Finalmente se disuelve relativamente lento, lo que hace que sea más económico que otros fertilizantes artificiales en el mercado. Es común ver a este compuesto como un herbicida porque quemará las hojas de las plantas y las matará directamente o al menos las debilitará para eliminarlas fácilmente.

sulfato de amonio mineral

Otros usos

Este compuesto también se emplea en la producción de placas de circuito impreso. Se encuentra en materiales ignífugos porque reduce la temperatura de combustión y aumenta la producción de residuos o caracteres. El sulfato de amonio activa la levadura, por lo que ayuda a elevar el pan producido industrialmente. Vale la pena mencionar que es un gran aditivo alimentario de uso general, y juega un papel importante en el desarrollo de vacunas durante el proceso de purificación. Esta vacuna protege a los niños de la difteria, tétanos y la tos ferina, donde el sulfato de amonio es un compuesto fundamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.