Sulfato de sodio

El sulfato de sodio es un compuesto inorgánico cuya fórmula científica es Na2SO4 y se encuentra relacionados con varios hidratos. Todas las formas en que se presenta este compuesto son en un sólido blanco, teniendo como característica principal que es altamente soluble al agua. Conocido mundialmente, registra una producción anual de más de 6 millones de toneladas al año, siendo el decahidrato más importante en el consumo del producto químico. Se emplea para la fabricación de numerosos detergentes y en el proceso kraft de la pulpa del papel.

El sulfato de sodio anhidro, que también es conocido como un mineral raro, se utiliza como un agente del secado en el proceso de la síntesis orgánica. Por otro lado, el sulfato de sodio heptahidratado es muy raro, a diferencia del decahidratodo, que es conocido como el mineral mirabilita, ampliamente utilizado en la industria química.

Este es un compuesto importante del sodio en el que la mitad de la producción mundial proviene de la forma mineral natural del decahidratado, y la mitad de los subproductos de los procesos químicos. El peso molecular es de 142.04 gm, su apariencia es de un sólido blanco cristalino, mientras que el olor se registra como inodoro. Posee un punto de ebullición de 142990C en su versión anhidro y punto de inflamabilidad de 8000C. Finalmente, se sabe que es soluble en agua, glicerol y yoduro de hidrógeno e insoluble en etanol.

A continuación, desglosaremos en detalle uno de los compuestos más conocidos en la industria, así como en el campo de la química. Si quieres saber más sobre este, y muchos otros sulfatos, como el sulfato de magnesio, sulfato ferroso y sulfato de cobre, definitivamente tienes que quedarte con nosotros. ¡No te puedes perder el siguiente artículo!

sulfato de sodio

¿Qué es sulfato de sodio?

El sulfato de sodio es un sólido cristalino blanco que también se le conoce como el mineral thenardite. Es la forma de sal de solido anhidra del ácido sulfúrico. El sulfato de sodio anhidro se disocia en agua para proporcionar iones de sodio e iones de sulfato. El ion de sodio es el catión principal del líquido extracelular y juega un papel importante en la terapia de alteraciones de líquidos y electrolitos. El sulfato de sodio anhidro es un re abastecedor de electrolitos y se usa en soluciones isosmóticas para que la administración no altere el equilibrio electrolítico normal y no conduzca a la absorción o excreción de agua e iones.

Historia del sulfato de sodio

La fecha de su descubrimiento data al 1625, en el que Johann Rudolf descubrió el sulfato de sodio en el agua de manantial austriaca, por lo que la forma de hidrato se conoce como la sal de Glauber. Debido a sus fabulosas propiedades en el campo de la medicina, lo nombró sal mirabilis, que en su traducción es sal milagrosa. Los cristales se usaron como un laxante de uso general, hasta la década de 1900. Por reacción con carbonato de potasio o patasa, la sal de glauber se utilizó como parte de la materia prima para la producción industrial de carbonato de sodio en el siglo XVIII. En el siglo XIX, la demanda de cenizas de sosa aumento, por lo que el proceso de Leblanc a gran escala que produjo sulfato de sodio sintético se convirtió en el método principal de la producción de cenizas de sosa.

A niveles dietéticos, la excreción es principalmente en la orina, Los sulfatos se encuentran en todas las células del cuerpo, con concentraciones más altas en tejidos conectivos, huesos y cartílagos. Los sulfatos juegan un papel en varias vías metabólicas importantes, incluyendo las involucradas en los procesos de desintoxicación.

sulfato de sodio mineral

Fabricación del sulfato de sodio

Aproximadamente la mitad del sulfato de sodio del mundo proviene de fuentes naturales, mientras que la otra mitad se produce como un subproducto a través de otros procesos. El más importante de estos es la producción de ácido clorhídrico a partir de cloruro de sodio y ácido sulfúrico. En cuyo caso, el Na2SO4, se conoce como torta de sal. La alternativa del sulfato de sodio se puede producir a partir de dióxido de azufre utilizando el proceso de Hangreaves. En muchos países de américa, los principales usos se encuentran en la fabricación de dicromato de sodio.

Propiedades físicas del sulfato de sodio

Este compuesto natural tiene grandes características de solubilidad inusuales en el agua. Su solubilidad crece más de diez veces entre 0° y 32.384 ° C, donde alcanza un máximo de 49.7 a 100 mL. Es en este punto, donde la curva de solubilidad cambia de pendiente y se vuelve casi independiente de la temperatura. Esta temperatura corresponde a la liberación de agua cristalina y la fusión de la sal hidratada, que sirve como una referencia precisa de temperatura y para la calibración del termómetro en usos médicos.

Tipos de sulfato de sodio

Existen dos tipos de sulfato de sodio, el natural y el que es un subproducto, que también se conoce como sintético. El sulfato de sodio natural se produce a partir de salmueras naturales y depósitos cristalinos que se encuentran en estados unidos, específicamente en california y Texas. También se encuentran como un componente de los largos salinos, como en el gran lago salado. El sulfato de sodio sintético se recupera como un subproducto de varios procesos de fabricación. Ambos tipos de sulfato de sodio tienen varias aplicaciones importantes y útiles en diversos productos de consumo.

sulfato de sodio usos

Usos del sulfato de sodio

El mayor uso del sulfato de sodio es como relleno en los detergentes cuando vienen en la modalidad de polvo para ropa de hogar. Estos tienen un gran índice de producción anual. Sin embargo, en los últimos años se ha venido disminuyendo dado que los consumidores cambian cada vez más a detergentes compactos o líquidos que no incluyen este tipo de componente. También se encuentra inmiscuido en el proceso de kraft para la fabricación de pulpa de madera.

En el mismo orden de ideas, el sulfato de sodio se usa como un diluyente para los colorantes de alimentos, mientras que gracias a su alta capacidad de almacenamiento de calor en el cambio de sólido a líquido hace que este material sea especialmente apropiado para almacenar calor solar. Por último, pero no menos importante, también se emplea para eliminar restos de agua de soluciones orgánicas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *