Sulfato ferroso

El sulfato ferroso es un mineral natural, también conocido como sulfato de hierro II, cuya fórmula científica es FeSO4. Mundialmente tiene muchos usos, así como también se ha empleado a numerosos campos de la ciencia, donde se incluye el área medicinal y clínica. Este compuesto se encuentra como heptahidrato, pero son conocidos como valores de x. En su uso médico se emplea para tratar las deficiencias de hierro en el cuerpo. Mientras que en otros campos, como la industria, ha sido aprovechado desde la antigüedad.

Otros nombres que ha recibido el sulfato ferroso son copperas, vitriolo verde, cuyo nombre arcaico es sulfato, heptahidrato azul-verde, que es esencialmente la forma como mayor se le conoce. Todos, y cada uno de los sulfatos ferrosos se disuelven en agua para dar el mismo complejo acuoso que tiene la geometría molecular octaédrica. Se encuentra en la lista de medicamentos esenciales por la organización mundial de la salud, y uno de los más necesarios e importantes en el campo de la medicina básica.

Sin embargo, como todo mineral que se recurre para mejorar el cuerpo, o es consumido vía oral, es necesario seguir unas instrucciones y mantener informado a su médico y farmacéutico. De ser alérgico  este componente, los efectos secundarios pueden ser perjudiciales, y en algunos casos mortales. Siempre manténgase informado y lea lo suficientemente para que no se lleve un mal momento.

sulfato ferroso

A continuación, desglosaremos en detalle uno de los sulfatos más conocidos, que junto al sulfato de magnesio, sulfato de cobre y sulfato de sodio, han sido utilizados en numerosos campos de la industria humana. Cada día salen más investigaciones relevantes, y por tanto, hemos decidido crear un artículo completo donde se detalle su uso y característica. ¡No te lo puedes perder!

¿Qué es un sulfato ferroso?

El sulfato ferroso es un mineral corporal esencial que se usa para tratar la anemia por deficiencia de hierro, lo anterior ocasionado por la falta de glóbulos rojos. Como mineral, pertenece a la clase de compuestos inorgánicos conocidos como sulfato de metales de transición. Estos son una serie de compuestos denominados inorgánicos en los que el oxoanión más grande es el sulfato, mientras que el átomo más pesado no está en un oxoanión que es un metal de transición.

Llamado también sulfato de hierro II, pertenece al reino de compuestos inorgánicos, específicamente a la súper clase de mezclas de compuestos metálicos y no metálicos. La clase de este mineral es el de compuestos oxoaniónicos de metales de transición, y la subclase es la de metales de transición, al igual que su padre directo. Tiene algunos padres alternativos entre los que se incluyen sales inorgánicas y óxidos inorgánicos. Se puede sustituir por un sulfato de metal de transición, óxido inorgánico o sal inorgánica,  obteniendo casi todos los beneficios.

Hidratos del sulfato ferroso

El v se puede conseguir en varios estados de hidratación, de las cuales varias de estas existen en la naturaleza como minerales. Estas incluyen:

  •          Mieral szomoInkita, que es un mineral relativamente raro
  •         Rozenita, un mineral blanco, que si es común y que puede ser producto de deshidratación de la melanterita·
  • Siderotil, otro mineral relativamente raro
  • Melanterita un mineral azul-verde que es común en la naturalez

El tetrahidrato se estabiliza cuando la temperatura de las soluciones conocidas como acuosas alcanzan una temperatura en concreto, las cuales oscilan los 133,9°F y los 148 ° F, formando tanto el tetrahidrato como el monohidrato.

Todas las formas que se conocen de minerales, y que fueron nombradas anteriormente, se encuentran conectadas con zonas de oxidación  de lechos de minerales bases del hierro. Como pudieran ser la pirita, marcasita, calcopirita, entre muchos otros. También se pueden encontrar en otros entornos donde los incendios de carbón son comunes.

Producción y reacciones del sulfato ferroso

Antes del revestimiento del hacer, la lámina o varilla de acero que se está preparando, se tiene que pasar por baños conocidos como decapado de ácido sulfúrico. Este tratamiento que se le da a la lámina produce grandes cantidades de sulfato ferroso, derivados como un subproducto.

En el dióxido de titanio, a partir de ilmenita a través de un proceso de sulfato,  también se encuentran grandes cantidades del sulfato ferroso. El cual se prepara comercialmente por oxidación de pirita.

sulfato ferroso mineral

Este mineral, al disolverse en el agua, forma un complejo acuoso metálico, que es conocido como un ion paramagnético casi incoloro. Al calentarlo, primero pierde su agua de cristalización y los cristales verdes originales se convierten en un sólido anhidro de color marrón. Cuando se expone a temperaturas altas nuevamente, el material anhidro libera dióxido de azufre y humos blancos de trióxido de azufre, dejando un óxido de hierro de color marrón rojizo.

Usos del sulfato ferroso

El uso principal que se le ha dado al sulfato ferroso es como un precursos de otros componentes basados en hierro. Es aclamado por ser un gran agente reductor, útil para la reducción de cromatos en el cemento, que es menos tóxico. En la historia, se ha empleado sulfato ferroso en varios campos, entre los que se incluyen la industria textil, y ha servido como un fijador de tinte. En la medicina, sirve para ennegrecer el cuero y como componente de tinta. A continuación, lo desarrollaremos en detalle.

Medicina

El sulfato ferroso es usado como un medicamento suplementario al hierro para tratar o prevenir los niveles bajos de hierro en la sangre. Generalmente causados por anemia o embarazo. Como es bien conocido, el hierro es un mineral importante para que el cuerpo pueda producir glóbulos rojos y mantenerlos en buen estado. Siga todas las instrucciones del médico, así como lea las especificaciones del paquete del producto. Si se lo han recetado, no tome más de la dosis que es recomendada. En caso de tener alguna duda, no tema en llamar a su médico de confianza o al farmacéutico que lo atendió.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir nauseas, diarrea acompañada de sangre, un fuerte dolor de estómago, que varía a lo intenso, tos sangriento vómito con un color parecido al café molido. Es recomendable tomar sulfato ferroso con el estómago vacío, al menos una hora antes o dos horas después de la comida. También, tenga en cuenta que tomar el medicamento de sulfato ferroso junto con otros antibióticos, no es recomendable, por lo que debe esperar al menos unas dos horas.

Colorante

El sulfato ferroso se ha empleado en las fabricaciones de tintas, sobre todo en aquellas llamadas tinta de agallas de hierro. Esto por allá en la edad media, hasta finales del  siglo XVIII.  Las pruebas que se le han realizado al sulfato ferroso mostraron la posible presencia de hierro. Se cree que las agallas de roble pueden haberse utilizado para hacer la tinta de esas letras. También se encuentra como tinta de lana.

Crecimiento vegetal

Generalmente, se vende sulfato ferroso para reducir el pH en el suelo donde se está plantando vegetales. La horticultura se usa para tratar clorosis de hierro, aunque no es tan rápido como otros componentes. Tampoco es tan duradero. Se puede mezclar con compost y cavar en el suelo de modo que se cree una tienda que dura unos cuantos años. Es un buen acondicionador de césped y como asesino de musgo.

sulfato ferroso usos

Otro uso

A veces, el sulfato ferroso se introduce en el agua que se está enfriando para que fluya a través de los tubos de latón de los condensadores de la turbina para formar un recubrimiento resistente al corión. También, se ha empleado en la refinación de oro para precipitar al oro metálico mediante soluciones de cloruro áurico.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.